¿Cómo hacer la lista de invitados para mi boda?

¡Invitar o no invitar, he ahí el dilema! Decidir a quiénes invitar a la boda es una de las primeras tareas que debes realizar, y también una de las más difíciles. Y es que debes escoger de una gran cantidad de personas a aquellas que tendrán el honor de acompañarte en tu día especial, dejando de lado a algunas que no quisieras dejar.

Esto requiere tiempo, largas conversaciones con tu novio, tus padres, los de él, y considerar otros factores que te explicaré a continuación. Así que, presta mucha atención, porque te enseñaré los puntos cruciales que debes tener en cuenta para hacer la lista de invitados de tu boda.

1. ¿Cuál será el estilo de tu boda?

Primero debes pensar cómo será la boda que imaginas, ¿Algo íntimo o  una fiesta con cientos de personas? ¿Estás planeando un destino donde la mayoría de los invitados viajarán a tu boda? ¿Tu celebración será solo para adultos o también habrá espacio para los niños?

Cuando hayas resuelto esto, comienza a elaborar la lista de invitados.

Cuál será el estilo de tu boda

2. Divide la lista

Acá dependerá de cómo lo quieras manejar. Por lo general, cuando la boda la pagan solo los novios, se dividen en mitades la cantidad de invitados que pueden seleccionar. Si la boda la pagarán en conjunto tus padres, tus suegros, tú y tu novio, pues lo más equitativo es dividir la lista en tercios. Tus padres tendrán el poder de decisión sobre un tercio de los invitados, tus suegros tendrán otro tercio y tú y tu pareja otro tercio.

Eso sí, comunícale a tus padres que no necesariamente tienen que usar la totalidad del número de invitados que se les asignó, si ellos ven que no llegarán a invitar a 50 personas (en el imaginario que el total sea 150 invitados) entonces pueden darles los lugares restantes a tus suegros o a ti. Lo que quieres evitar es que mamá y papá inviten a personas de las que nunca has oído hablar o conocido solo para llenar su número de asientos.

Divide la lista de invitados a tu boda

3. Priorizar y recortar

Siempre habrá algunas personas en su lista que serán más "importantes" que otras. Es obvio que tus hermanos, sus cónyuges e hijos tendrán prioridad sobre tus amigas de karaoke de los viernes. Organiza la lista para que tengas entendimiento de cuál será el número real, y cuánto serás capaz de recortar sin herir los sentimientos del invitado o tus padres.

Una vez que tengas una cifra aproximada de cuántas personas hay en la lista de invitados, determina si el lugar se ajustará a todos y si el presupuesto se acomoda a estos números.

Si los números no cuadran, comienza a cortar desde abajo hasta que puedas hacer que funcionen. Nunca invites a más personas de las que caben en el lugar, y no asumas que ciertas personas no vendrán. Pueden sorprenderte.

Priorizar y recortar la lista de invitados

4. Haz bien las cuentas

Cuando hagas la lista de invitados, asegúrate de incluir a los acompañantes, los niños y ayudantes, en caso los hubiera. Debes tener claro los números porque de esto dependerá el catering, la capacidad del lugar, el número de asientos, el transporte, entre otras cosas.

Haz bien las cuentas

5. Establece las reglas

¿Debo invitar a mi compañero de universidad que no veo desde hace años? ¿Si un invitado está saliendo con una persona recientemente, deberé invitarla? ¿Los niños deberán ir?

Se pueden presentar muchos escenarios, y lo mejor es establecer algunas reglas y aplicarlas con todos los miembros de la lista. Las reglas pueden ser las siguientes:

  • Solo da un espacio adicional si alguien está casado, vive en pareja, esté comprometido, o haya estado saliendo con la persona durante, al menos, seis meses. Asegúrate de que las personas sepan que pueden llevar pareja escribiendo el nombre de su acompañante en el sobre exterior de la invitación.

  • Decide si querrás niños en la boda. Esto ayudará a planificar mejor el espacio que utilizarás, el catering y otras actividades.

  • Si no has hablado con una persona en más de un año, no te sientas obligada a enviarle la invitación a tu boda, incluso si te invitó a su gran día.

  • Los familiares lejanos pueden incrementar los números de tu lista de invitados. Decide dónde trazar la línea, posiblemente en primos hermanos, los tuyos y de tus padres, o si invitar o no a los primos segundos o terceros.

Establece las reglas para elegir los invitados

6. Limítate a los números establecidos

Una vez hayas determinado el número máximo de invitados que asistirán a la boda, no cambies la lista, a menos que sea para eliminar personas.

Recuerda que el lugar de tu boda no puede ampliar su capacidad mágicamente si aumentas el número de mesas de un momento a otro. La única manera de agregar más personas es si alguien envía una disculpa por inasistencia, decides no invitar a alguien o eliges un lugar más grande.

Asegúrate de que tus padres estén informados de que la lista de invitados está cerrada y que no pueden invitar a nadie más.

Limítate a los números establecidos de invitados

7. Decide a quiénes de la familia invitar

Habla con tus padres sobre a qué parientes deberías agregar a tu lista de invitados. Si pasas todas las vacaciones con todos tus tíos y primos, probablemente deberían estar en la lista, pero no te sientas obligada a invitar a tíos o primos lejanos, a menos que lleves una relación cercana con ellos.

Decide a quiénes de la familia invitar a tu boda

8. Evita las invitaciones verbales

A veces es difícil no mencionar la próxima boda en una conversación, incluso con alguien que no está en su lista de invitados. Decir de pasada: "¡Deberías venir!" O "¡Nos encantaría tenerte!" Es hacerle saber a la persona que esperará una invitación. Y cuando no le llegue, puedes herir sus sentimientos o incluso avergonzarlos a ellos o a ti. Está bien no invitar a todos los que conoces, si alguien muestra emoción por tu futuro matrimonio, simplemente agradécele, no tienes que enviarle una invitación solo por sus buenos deseos.

Evita las invitaciones verbales a tu boda

Sin duda estas recomendaciones te ayudarán a la hora de hacer tu lista de invitados, ¿Qué te parecieron?