5 tips para evitar el estrés antes de tu boda

Faltan pocos meses para el día de tu matrimonio, las tareas aumentan, la presión por que todo quede perfecto también. Te sientes abrumada por tantas labores, un poco irritada, te parece que el día termina muy rápido, un ligero dolor de cabeza se asoma y ya no sabes qué hacer.

Si esta es tu situación, o, quieres evitarla, déjame decirte que estás en el lugar indicado.

Sabemos que planificar una boda acarrea la toma de muchas decisiones tales como la lista de invitados, las invitaciones de matrimonio, el catering, los adornos, la elección de las damas de honor y padrinos, reservar el hotel y un largo etcétera. Añadiendo a esto que todas las miradas se centrarán en ustedes, los novios, es común sentir un agotamiento intenso.

Por eso, te daremos 5 tips para evitar el estrés antes de tu boda y seas una novia relajada.

1. Un día para ti

Luego de un arduo día de trabajo y arreglos para el matrimonio, apaga el celular y todo aparato digital, sírvete una copa de vino o tu bebida favorita, pon música suave y relájate.

También puedes tomar un baño con sales, hacer yoga, pilates o ir al gimnasio. Lo esencial es eliminar las tensiones y revitalizar el cuerpo para los días que vienen.

Novia haciendo ejercicios.

2. ¡A meditar se ha dicho!

Si nunca antes intentaste meditar, pues ahora es el momento ideal. Todo lo que requieres es un lugar cómodo para sentarte (de preferencia con cero distracciones), y en solo 10 minutos puedes sentirte más relajada. Existen muchos videos en YouTube con guías de meditación, también aplicaciones móviles o puedes asistir a una clase presencial. Sin lugar a dudas con esto te sentirás más predispuesta para las tareas pendientes de la boda.

Novia meditando.

3. Delega las tareas

Sí, algunas novias temen delegar porque creen perder control sobre el resultado final, pero un poco de ayuda nunca está de más ¿No?

Ojo, tampoco te vayas al extremo, y te vuelvas una mandona insoportable.

Pídeles a tus amigas cercanas o familiares apoyo en las áreas que más te estresan. Por ejemplo, en las decoraciones, los recuerdos de matrimonio o en alguna entrega de correspondencia.

La novia debe delegar.

4. No pierdas contacto

Con tantas tareas a realizar, pendientes por revisar y cosas que encargar, es común perder contacto con la persona más importante y quien te acompañará en el futuro, tu novio.

Por eso, haz un espacio para una cita, una cena a la luz de las velas, una escapada de fin de semana, o ver una película juntos, en fin, lo importante es pasar tiempo con tu pareja, distraerse y conversar. Si tienes algún temor sobre la planificación de la boda, comunícale, seguro él también tendrá los suyos.

Pareja de novios pasando tiempo juntos.

5. No olvides divertirte

Planear una boda puede ser divertido e interesante. Conocer a los proveedores, diseñadores, afianzar lazos con tu familia y amigos, y sobre todo, caer en cuenta que estás organizando uno de los eventos más importantes de tu vida.

Todo será una montaña rusa de emociones, pero lo importante es relajarse, no olvidar sonreír y disfrutar cada momento porque será único.

Novia disfrutando el momento.

Los nervios son algo común así que no te preocupes, además, recuerda que tienes el apoyo de tus seres queridos, y ellos también desearán que el día de tu boda salga perfecto.

¿Te sirvieron estos tips? ¡Cuéntanos en los comentarios!